lunes, julio 09, 2007

Divorcios

El divorcio exprés cumple dos años. Durante el pasado año se produjeron 141.817 divorcios en España.Esta cifra supondría un incremento del 51% con respecto al primer año de este divorcio, 2005, y del 169% respecto a 2004, último año sin divorcio exprés.
En los últimos cinco años hasta 2006, informa ABC, las tasas de divorcios han crecido un 277%, colocando a España a la cabeza de la Unión Europea como el país donde más se divorcian.
Por cada cuatro nuevos matrimonios hay tres divorcios, lo que supone una ruptura a cada 3,7 minutos, 16 a la hora y 386 divorcios al día.
Si sigue esta tendencia, antes de 2010 por cada nuevo matrimonio habrá un divorcio.
¿Cómo hemos llegado a esta situación,cómo ha podido degenerar tanto una sociedad para que uno de los pilares fundamentales,el matrimonio,la familia en suma,esté atravesando esta situación?.
¿Qué le sucede a esta juventud,para que de una forma tan alarmante se haya dejado los principios morales,los fundamentos éticos por el camino?

24 comentarios:

jurado dijo...

No es para estar orgullosos, ni por los divorcios, ni por las drogas, ni por el número de inmigrantes que tenemos en el país. Porque de divorcios y drogas estamos en primer lugar y en inmigración, en segundo mundial. Así que apaga y vámonos.

amaya dijo...

A mi me parece que todo esto es síntoma de una sociedad decadente.
Y cuando digo "todo esto" no me refiero exactamente a los divorcios sino a la poca seriedad con la que la gente se casa. Esa poca seriedad se traduce en pocas ganas de superar juntos las dificultades externas a la pareja (si es que surgen) e internas, de entendimiento entre ellos.
La convivencia no es fácil, al contrario, es difícil y hay que proponerse llevarla adelante con seriedad.
Si no es así... mejor que no se casen.

álvaro dijo...

De nuevo y gracias a los aires progresistas que recorren las tierras de Expaña, nos situamos a la cabeza de los rankings mundiales.
Expaña es diferente, ¡viva la republica bananera socialista que nos lleva de excursión!.

lucas dijo...

Creo que hay dos causas para esto:

1) La gente se casa sin pensárselo bien.
2) En lugar de arreglar los problemas que surgen, directamente se divorcian y buscan otra vida. Es como los juguetes de antes. Antes cuando se estropeaban, se arreglaban. Ahora se tiran a la basura y se compra uno nuevo.

cristina dijo...

No sé por qué queda tan progre y tan guay que la gente se divorcie. Un divorcio es un corazón, una familia y, probablemente, una vida rotos.

risquett dijo...

Cuando se quiere mantener la individualidad y la pareja, se carga de derechos y no de deberes. Se confunden las obligaciones con la falta de libertad.
En la pareja uno tiene siempre que sacrificar una parte de su individualidad, se tienen que aprender a amar y a sufrir, ayudarse y crear una forma de vida en común sin egoísmo con paciencia y con mucha esperanzas.

dax dijo...

Se está construyendo una sociedad a la medida del talante de ZP... ¡Apañados estamos!

agamenón dijo...

Todavía seguimos manteniendo unas resoluciones en los divorcios, que otorgan todos los beneficios a una de las partes y a la otra la ponen de patitas en la calle y prácticamente a las puertas de la prisión. Esta escandalosa desigualdad en la que ella se queda con la casa, piso , coche y pensión compensatoria y el otro con un sitio debajo del puente, hace subir los divorcios como la espuma, siendo las demandantes de divorcio por supuesto en un 90% las mujeres, esgrimiendo como justificación en un 70% es el des amor (pero con los bolsillos llenados por atribulado marido y tumbadas a la bartola). Si a esto añadimos un divorcio express parido por estos progres descerebrados y su gabinete feminazi, que en vez de buscar políticas de concialición familiar intentando salvar matrimonios, hace todo lo contrario, osea fomentar la ruptura , sumado a una ley de violencia de genero que esta siendo empleada en numerosos casos para agilizar las demandas y arrasar con todo bajo la amenaza al marido de denuncia sin pruebas que por imperativo legal el juez se tiene que tragar , hace que nos aupemos de nuevo a las primeras posiciones de todo lo negativo.
Aunque a estas escandalosas cifras también habrá que sumar los miles de matrimonios de conveniencia que sin ningún control se hacen en esta republica bananera y que evidentemente acaban en divorcio
Por supuesto este "progresismo" verbenero que sufrimos ni siquiera llega a plantearse la custodia compartida no vaya a ser que se moleste a la mafia feminista y esta le tenga que llamar la atención al bobo solemne, ilustre majadero feminista radical.

cecilia dijo...

No es porque haya divorcio, no divorcio express... es que no hay valores, no hay comprensión, no hay amor, no hay nada de nada.
El matrimonio o unión de dos personas, es para vivir para el otro, para aceptarlo como es, no para que haga lo que queramos y esté siempre haciendo lo que nos convenga a nosotros.
Dar el sí a otra pesona, es algo muy serio, no es sólo vivir en un piso nuevo y hacer un viaje hermoso.
La vida de pareja, implica renuncias, comprensión, sacrificio. No es un camino de rosas, ni mucho menos.

sempietnos dijo...

Se debe a la falta de moral que impera en la sociedad española.
Es que la moral y la fe, al contrario de lo que se quiere hacer creer, contribuyen a la felicidad matrimonial, y la prueba es que entre los creyentes más practicantes el divorcio es mucho menos frecuente.

La ola "progre" no hace feliz.

gutiforever dijo...

Cada vez somos más irrespetuosos con el otro, porque cada vez estamos menos comprometidos con el otro, porque cada vez entendemos menos al otro, porque cada vez aguantamos menos al otro, porque cada vez tenemos menos empatía, porque cada vez somos menos solidarios con el otro, porque cada vez obviamos los sentimientos del otro, porque cada vez hay menos necesidad de compromiso y más egoísmo, porque cada vez hay más nihilismo y más relativismo.
Cierto que Zapatero,como la izquierda en general,trata de destruir la familia y el concepto de matrimonio.
Pero no es menos cierto,que en el PP,los Rato,Cascos y demás noble parentela,no son un ejemplo de nada,si no más bien de todo lo contrario.

amaya dijo...

Guti;¿te quieres casar conmigo?.
Ayyyyyy...(sniffff)

luján dijo...

Las razones son muy simples:
Hipotecas donde entra el piso de 50 millones, el coche de 10, muebles, y algun que otro viajecillo.
Después viene el estacazo de cada mes; tanto él como ella a trabajar, y cuidadin no falles en el pago al mes siguiente porque se acumulan dos meses.
Resumen se acaba por no tener ni un euro vienen las preocupaciones, discusiones y en una casa donde no hay dinero, no hay alegría si no todo lo contario, discusiones y mal vivir.

Anónimo dijo...

El matrimonio es la principal causa de divorcio.

ALBAHACA dijo...

Lógico que la independencia económica de las mujeres les permita liberarse de una unión insastisfactoria o incluso destructiva. Igualdad por fin y libertad de decisión para todos, que somos adultos y podemos vivir solos también. La base de todos los problemas, al final, es nuestro miedo a la soledad.

NEUS dijo...

Es prácticamente imposible amar a una misma persona toda tu vida; tarde o temprano el amor se va y viene la rutina.
Si el matrimonio termina, es porque nada es eterno, y el amor como otras tantas cosas, también tiene que terminar. Lo que queda después es el cariño y el respeto después de haber pasado años con tu pareja, pero amor, como al principio no... y no es que se transforme, que también, si no en otra cosa, que nada tiene que ver con la pasión y el amor, que es la amistad, la compañía y el cariño hacia tu pareja.

Calandria dijo...

Decía Ivan Bunin que "el matrimonio es una condena, en la que el hombre se desgasta moralmente en busca de una armonía imposible entre dos seres distintos. Esa alianza tiene como razón única el miedo a la soledad, a la que el hombre está condenado".
La falta de valores de la juventud, desde mi punto de vista, proviene de la falta de valores de las familias. Se han perdido definitivamente. Hay excepciones, por supuesto, pero son muy pocas.
Saludos.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

La cuestión es muy complicada. Pero, todo matrimonio, implica renuncia a muchas cosas. La principal, al egoísmo.

Cuando surgen las primeras dificultades, que surgirán, el divorcio espress puede ser la vía fácil. En todo caso el divorcio no es un problema, en sí. El problema son los hijos, los grandes olvidados de la ley del 81.

La solidaridad, no está de moda. Y el matrimonio es, básicamente, eso.

HartosdeZPorky dijo...

Muy fácil. Somos tan guays que sólo nos soportamos a nosotros mismos y la convivencia se hace imposible. Lo peor es que esto lo están pagando los nenes que además son utilizados para lanzarse el odio entre divorciados de una forma vergonzosa.

jerusa dijo...

Hoy en día predomina lo rápido, el recambio de lo que se rompe, la imagen, la ostentación y el hacer las cosas sin pensar.
Esto, ¿cómo se aplica al matrimonio? Fácil.
La gente se casa porque "toca casarse". Para muchos, cuando uno lleva más de 5 años con su pareja, no hay otra opción. De hecho, ni siquiera han pensado si existen otras opciones.

San Isidoro dijo...

"Pero no es menos cierto,que en el PP,los Rato,Cascos y demás noble parentela,no son un ejemplo de nada,si no más bien de todo lo contrario."

Amén, Gutiforever.

Que aprendan de los grandes políticos de verdad, como Santo Tomás Moro y Hilaire Belloc.

EspañaLibre dijo...

No aguantamos mucho y yo digo que tampoco tenemos que aguartar pero claro esta que para casarse hay que tener la cabeza muy amueblada.

Decentes dijo...

Lo peor de todo, es que esta decadencia moral, esta destrucción de la familia, como base angular de la sociedad, no es tomada por muchos como el desatre que es, sino todo lo contrario.

Muchos, ven la cifra de divorcios, multiplicada en los últimos años, no como un mal, sino como un éxito de la Ley de Divorcios, como algo bueno para la libertad individual, para la gilipogresía, ya no está de moda la familia, ya no hay porque aguantar, es el tiempo de mirarse al ombligo única y exclusivamente y no preocuparse por intereses superiores, como el interés de la familia o el interés de los niños y de la pareja.

Lamentable!!!!

Saludos

Marta Salazar dijo...

increíblemente triste, pobre Espana!