domingo, abril 13, 2014

Opereta bufa




Una opereta bufa es un subgénero burlesco, frívolo y cómico porque la mayoría de sus actores, carecen de sinceridad y autenticidad. Los ejemplos de ópera bufa son muy variados, pero uno de los más representativos es El barbero de Sevilla de Rossini.
Incidiendo en el localismo sevillano, en estos dos últimos días hemos presenciado una burda, grotesca e irritante opereta bufa protagonizada por Susana Díaz y sus socios de Gobierno de IU al transigir con la comisión de un delito de prevaricación en la adjudicación -presuntamente de forma ilegal-  de unas viviendas de protección oficial por parte de la Consejera de Fomento y Vivienda de IU, Elena Cortés. 

El esperpento ha tenido fases tragicómicas como ese fingido arrebato ético de Susana Díaz firmando primero un Decreto anulando "temporalmente" las competencias sobre la adjudicación de viviendas de la Consejería de Fomento y Vivienda, para terminar -después de las maratonianas reuniones entre socialistas y comunistas- a firmar otro Decreto anulando al anterior. El postureo falsario era tan evidente, que en ningún momento Susana Díaz se planteó cesar de manera fulminante a la Consejera.

IU jugó de farol, amenazó con romper el pacto de gobierno y obligar a Díaz a asumir una crisis y terminar convocando elecciones. Suficiente órdago para que la Presidenta de la Junta se comiera -con guarnición y todo - su vehemente alegato en pos de la defensa de la legalidad vigente contra un obsceno abuso de poder y prevaricación en la adjudicación discrecional de viviendas protegidas.
El mensaje que por otra parte se envía a la ciudadanía, es nítido: sin organizar ni montar algaradas, ni ocupar ilegalmente edificios y viviendas, te adelantarán por la extrema izquierda y se saltarán los légitimos derechos de los que civilizadamente esperan su turno en la lista de espera.

Pasar  de la intransigencia con la ilegalidad a la connivencia, es un estrambote digno de la opereta bufa.
En el acto final de El barbero de Sevilla, Bartolo cree que el Conde ha sido arrestado, pero Almaviva sólo tiene que mencionar su nombre al oficial para quedar en libertad. Bartolo y Basilio están asombrados, y Rosina se burla de ellos.

Como Susana Díaz del conjunto de los andaluces.


 natpastor@gmail.com

2 comentarios:

velarde dijo...

Andalucia.......podredumbre hasta los tuetanos.....31 años sumidos en la miseria economica, social y cultural d la mano de una izquierda podrida de corruptos que siguen manejando el cortijo a su antojo...

claudesolenprimera dijo...

Natalia, esta izquierda de Andalucia, va contra todo, contra los derechos de propiedad privada,
por que no empiezan dando sus segundas casas.
Como los Españoles no quieran ver lo que esta pasando nos vamos a una guerra civil,toda esta gente no tienen conocimientos para llevar una comunidad autónoma, deberían de estar todos en la cárcel
por malversación de fondos del estado y están todos de rositas.