domingo, octubre 28, 2007

Mártires

El cardenal José Saraiva Martins ha proclamado beatos en el Vaticano, en nombre del papa Benedicto XVI, a 498 españoles,asesinados vilmente en 1934 y 1936-39, considerados por la Iglesia "mártires del siglo XX".

Los beatos proclamados son dos obispos , 24 sacerdotes diocesanos, 462 miembros de Institutos de Vida Consagrada, un diácono, un subdiácono, un seminarista y siete laicos.

El Santo Padre , Benedicto XVI ha expresado su satisfacción por la beatificación de 498 españoles por las persecuciones religiosas en la Segunda República y en la Guerra Civil, de los que dijo que "con sus palabras y gestos de perdón hacia sus perseguidores, nos impulsan a trabajar incansablemente por la misericordia, la reconciliación y la convivencia pacífica".
Según datos de la Iglesia española los mártires de los años 1934 y 1936-39, durante la Guerra Civil española, enmarcados en lo que Juan Pablo II denominó "Mártires del siglo XX", pueden ser unos 10.000.
En estos tiempos, donde el gobierno Zapatero ha impulsado desde el sectarismo revanchista, el odio guerracivilista y el resentimiento la Ley para la Memoria Histórica, la beatificación de estos 498 mártires, es un aladabonazo más en las conciencias de aquellos que no contribuyen a superar el odio de la división entre las dos Españas de aquella época.
Mártires del Señor: rogad por nosotros.

sempietnos@hotmail.com

11 comentarios:

dax dijo...

La ley de memoria histérica, sólo se ocupa de los caídos del bando republicano, y más sangrante aún viniendo de un gobierno que supuestamente debe representar a TODOS los españoles.

cecilia dijo...

¿Por qué ha cortado la primera cadena el momento en que el Papa los beatifica?.
¿Es que sólo existe memoria histórica para un bando?.
¿El otro bando no tiene derecho a memoria histórica?.

carabaña dijo...

498 personas asesinadas, por el mero hecho de ser católicos, y algunos bastante antes de comenzar la guerra civil. Hasta 3 chavales de 16 años hay en la lista. Traidores al género humano son los que empuñan las armas contra los mismos hermanos. Eso no lo hacen ni los animales salvajes.

risquett dijo...

Tenemos ejemplos, que todos conocemos, hoy en dia en la izquierda (por ejemplo en ERC) que serían capaces de repetir esos asesinatos hoy contra la iglesia.

lucas dijo...

Estos Mártires fueron asesinados exclusivamente por su condición religiosa, por que eran creyentes católicos, no por motivos políticos.
Y sus herederos ideológicos homenjeando a Carrillo.

Caballero ZP dijo...

Ahora queda seguir trabajando para dar el reconocimiento que merecen muchos de los que Zapatero pretende demonizar, saludos-

amaya dijo...

Sinceramente, si fuéramos capaces de superar las ideologías actuales, creo que todos reconoceríamos que estos mártires son un ejemplo de coherencia.
Fueron asesinados por ser católicos y todos ellos, sabiendo lo que les esperaba, llevaron coherencia hasta en el último aliento.
La mayoría murió perdonando.
Aprendamos un poco de ellos, no debería haber dos bandos que se odian de esa manera: todos estamos juntos en esta nave.

tejón dijo...

Fusilados, crucificados, estrangulados, ahorcados, enterrados vivos o ahogados, 200.000 religiosos fueron asesinados en la antigua Unión Soviética durante la cruenta represión contra la Iglesia y sus sacerdotes.

julio andradas dijo...

A diferencia de lo que sostienen los historiadores promarxistas, la represión en la zona republicana no se debió a grupos de incontrolados o exaltados, sino que desde las instancias oficiales se organizó, bien directamente como en el caso del genocidio de Paracuellos, bien a través de los respectivos partidos el exterminio del oponente político.

Conviene recordarlo cuando a fecha de hoy algunas formaciones políticas, como la encabezada por el comunista Gaspar Llamazares, pretenden dar lecciones de democracia, cuando seguramente estarían más cualificados, a la vista de su pasado, para darlas de robo, tortura, violación y asesinato.

vinuesa dijo...

Lo mejor de España estaba hoy en el Vaticano.

El Cerrajero dijo...

Nosotros haremos que su recuerdo y ejemplo no caiga en el olvido.

Murieron de una manera atroz y aún así estos mártires fueron generosos.