sábado, julio 28, 2007

Desmadre Judicial

El Tribunal Supremo ha condenado a dos años de prisión a un vecino de Montgat (Barcelona) por las molestias que causó durante cuatro años a sus vecinos de escalera, al poner la música a un volumen que superaba en un 50% el máximo establecido por la ley, incluso de noche.
En la sentencia, el Supremo estima el recurso que presentó la fiscalía contra la decisión de la Audiencia de Barcelona que en febrero del año pasado absolvió al procesado, y acuerda condenarlo por un delito contra el medio ambiente a una pena de dos años de cárcel y el pago de una indemnización de 730 euros.
El fallo del Tribunal Supremo rebaja algunos grados la condena que podría corresponder al procesado por un delito contra el medio ambiente, al apreciar la eximente incompleta de trastorno mental, por considerar probado que el hombre padecía un trastorno mixto de la personalidad de grave entidad.
El procesado, Juan S., fue absuelto por la sección séptima de la Audiencia de Barcelona, que, si bien reconoció que ponía la música a un nivel que sobrepasaba el permitido por la ley, concluyó que ello constituía una infracción administrativa pero no penal.
Sería jocoso,si comparasemos esta sentencia,con las emitidas en casos de atropello y huida,agresiones,etc....hasta el punto del despropósito,de que es "equiparable" el hecho de molestar a unos vecinos con el volumen de la música,con conducir un vehículo sin carnet y sin seguro, ir a gran velocidad por zona urbana,atropellar a un peatón que cruzaba por un paso cebra con resultado de muerte, no auxiliarlo, darse a la fuga,ocultar los hechos, implicar a un hermano menor que se autoimputa en la comisión de los hechos,.....como ocurrió en el caso "Farruquito".
Cuando la Justicia pierde el sentido de la equidad,de la proporcionalidad entre la "cosa juzgada" y la pena a aplicar,cuando existe un abismo entre la realidad social y las leyes que los jueces aplicamos,el Estado de Derecho se resquebraja por lo que es su base,la cimentación de nuestras estructuras: la confianza de los ciudadanos

12 comentarios:

valbuena dijo...

Dos años por poner la música alta.
En libertad con cargos despues de atropellar y matar una chica, por conducir borracho, además de que no era la primera vez que esto ocurria.
Felicito a los Sénecas que hacen las leyes.

tejumin dijo...

La pena por poner la música alta son dos años de carcel, y la de matar a una persona son 80 rebajados a 4 por buena conducta. ¿Qué sale más barato?

amaya dijo...

Vuelvo a quedarme estupefacta. No por la sentencia o la condena que me parecen absolutamente injustificadas, SINO POR LA DESPROPORCION ENTRE DELITO Y CONDENA en tantos y tantos extremos cotidianos. Estamos llegando a un extremo en el que el problema más importante de este pais son precisamente los que tienen la obligacion de buscar la solucion. Un homicidio involuntario esta menos penado que poner la musica alta.

custodio dijo...

Pues hay etarras que han estado menos en la carcel....

Hartos de ZPorky dijo...

Sin embargo son numerosos los casos de locales de ocio tanto dentro como alejados de núcleos de población que molestan y a los que ni se les inspecciona. No hablo ya de sancionar.

San Isidoro dijo...

Sempietnos, "Cuando la Justicia pierde el sentido de la equidad,de la proporcionalidad entre la "cosa juzgada" y la pena a aplicar", ¿has dicho algo?. Te hago exégesis: cuando la Justicia deja de ser justa.

Pues la cosa está clara. Inseguridad jurídica. Cada juez hace lo que le viene al pairo. Terrible.

Tienes toda la razón.

sempietnos dijo...

Lo grave,san Isidoro,es que esta "inseguridad jurídica",no sólo se extiende a los aspectos fundamentales de la estructura del Estado(seguimos sin sentencia del TC sobre el Estatuto catalán,el "matrimonio" homosexual,etc....)si no que además,como una mancha de aceite,se está ampliando a los aspectos cotidianos de la convivencia diaria entre ciudadanos.

risquett dijo...

Es surrelista lo que pasa con la justicia en este nuestro país.
Me parece muy bien que sancionen a cualquiera que monte follón a deshoras, pero dos años a la sombra..... hombreeeeee
Sin embargo, acabo de leer una noticia del atropello múltiple de un tiparraco que iba borracho y a 150 km por hora, que se ha llevado la vida de varias personas, a dejado sin las dos piernas a otro, con fracturas abiertas dos de ellos... en fin, hechos polvo.
Y me pregunto si el juez de turno (que a veces parece como una lotería), aplicará con tanto rigor la pena que merece este tiparraco. Igual le caen solo 18 meses y tan ricamente...

gutiforever dijo...

La percepción del ciudadano de a pie sobre la Justicia,es que es un absoluto cachondeo como decía Pedro Pacheco.
Un sistema viciado y enfermo,con doble vara de medir en función de quien esté en ese momento en el fiel de la balanza.
El caso escándaloso de los Albertos(Alcocer y Cortina),es buena prueba de ello.
Si a esto le sumamos la politización nauseabunda de los más altos tribunales(como comenta Sempietnos,caso del Estatuto catalán y el matrimonio gay,con un TC abolutamente inane y mirando a la luna de Valencia),la sensación es que estamos en un magma de inseguridad jurídica que socava uno de los pilares de cualquier democracia que se precie.

Decentes dijo...

Casos como este hacen ver a la sociedad que ni la legislacion penal ni algunos jueces hacen JUSTICIA.Y el delito de traicion al Estado tiene una pena de 6 a 12 años.

Decentes dijo...

Dejo la referencia de otra Sentencia del TS, por la que en Recurso de Casación, confirman la pena de 4 años de prisión de la Audiencia Provincial de Barcelona, al dueño de un bar por exceso de ruido, como autor mediato de un delito contra el medio ambiente. Ya ves Hartos de Zporky, que sentencias contra dueños de locales por este motivo existen.

TRIBUNAL SUPREMO
Sala de lo Penal
SENTENCIA Nº: 327/2007

Excmos. Sres.:
D. Enrique Bacigalupo Zapater
D. Perfecto Andrés Ibáñez
D. Francisco Monterde Ferrer

Zpedo dijo...

Yo me pongo en lugar de los vecinos sufridores y me alegro un monton. si le gusta la musica alta que se ponga unos auriculares hasta que le extalle el cerebro.